martes, 10 de febrero de 2009

Vitor Ramil en la revista LaDosis:
Templadismo, estética del frío, milonga y canción


Fue el uruguayo Jorge Drexler quien por primera vez nos nombró la palabra “templadismo” –en su primera visita a Venezuela– para referirse a su música y a los sonidos que con figuras como Paulinho Moska, Kevin Johansen y Lisandro Aristimuño vienen proyectándose desde la Cuenca del Río de La Plata.

Pero desde aquella vez, cuando conversábamos con él, junto al presidente de la Fundación Nuevas Bandas, Félix Allueva, la definición de aquella palabra terminó recayendo en las reflexiones de otro músico y escritor, hasta ahora poco conocido en Venezuela: Vitor Ramil.

Reconocido como una suerte de teórico del templadismo –aunque él prefiere hablar de Estética del Frío-, lo entrevistamos para el segundo número de la revista musical LaDosis. (La versión ampliada la publicamos en este post Entrevista a Vitor Ramil: La milonga que desemboca en canción).

Vitor es brasileño y músico, pero no encontró las señas de su identidad y estética en la imagen alegre y tropical de un carnaval de Río o Bahía; tampoco en el bossa o los sonidos eclécticos que el mercado de la música acostumbra absorber como brasileros. Se vino a encontrar entre el frío de las pampas, la situación de frontera y el tañido melancólico de la milonga.

Sus reflexiones en torno a la identidad y el arte de un oriundo de Pelotas, una ciudad al sur de Brasil, las materializó en el ensayo Estética del Frío, así como en un par de novelas y especialmente en los últimos cuatro de sus ocho discos: Ramilonga (1997), Tambong (2000), Longes (2004) y Satolep Sambatown (2007), que pronto se lanzará en edición española.

Con músicos como Drexler, Aristimuño y Moska comparte un sonido que evita las estridencias, combate los estereotipos, reditúa la lírica, se permite la melancolía y aborda sin purismos congelantes géneros folklóricos, desde Río Grande do Sul de Brasil, hasta el Uruguay, pasando por las provincias argentinas de Entre Ríos, Santa Fé, Río Negro y la Pampa húmeda.

Con Satolep Sambatown, disco realizado junto con el percusionista Marcos Suzano, fue reconocido en 2008 como mejor artista de Música Popular Brasileña (MPB), y ahora se prepara para trasladarse en 2009 a Barcelona, España. Desde aquí planea sacar un disco de guitarra y voz, con temas en español, portugués e inglés.

De su música, sus teorías sobre la estética del frío y sus próximos planes pueden leer en la entrevista publicada en la revista LaDosis # 2, que ya está rodando por las calles de Caracas, o en esta versión ampliada: Entrevista a Vitor Ramil: La milonga que desemboca en canción.

Sobre LaDosis

LaDosis es una nueva publicación venezolana especializada en música, de distribución gratuita y periodicidad bimestral.

Con entrevistas a artistas nacionales y extranjeros, reseñas de discos, libros y performances, reportajes en profundidad, crónicas y análisis críticos, pretende convertirse en un registro histórico de la movida local, sin olvidar las más interesantes propuestas del mundo.

Dirigida por tres melómanos, Juan Carlos Ballesta, Vicente Corostola y Xabier Landa, cubre con ojos expertos o apasionados diversos géneros y corrientes: rock, electrónica, jazz, fusión, reggae / ska / dub, hip hop, etc.

Para ello cuentan con colaboradores en Venezuela y varias ciudades de América y Europa –Xariell Sarabia, Boris Felipe, Félix Allueva, Jordi Bianchiotto, Gregorio Montiel Cupello y quien escribe, entre otros-, cuyos trabajos acomodan en un diseño funcional y atractivo, como para disfrutar y coleccionar.

En su segundo número, destaca en portada una amplia entrevista a la agrupación Papashanty Saund System, realizada por el propio Juan Carlos, a modo de balance de lo recorrido y presentación de la segunda entrega de su curiosa mezcla de reggae, ska, hip hop, dancehall, drum’n’bass y punk.

También en esta edición, Caplís Chacín, el bajista de Desorden Público, diserta acerca de las cuatro décadas de desarrollo del reggae en Venezuela, mientras William Padrón hace una revisión de la producción discográfica local en 2008.

Completan la entrega entrevistas y notas sobre agrupaciones y artistas como Cunaguaro Soul, Los Hermanos Naturales, Gerry Weil, Bunbury, Alfredo Naranjo y El Guajeo, AC/DC, Solares, Tulsa, Kylie Minogue, Santana, Desorden Público, Elton John, Iron Maiden y el ya nombrado Vitor Ramil, además de reseñas de discos y libros, comics y una curiosa autoentrevista de Félix Allueva, acerca de su libro Crónicas del Rock Fabricado Acá.

La revista se consigue en Discotiendas Esperanto (Tolón, San Ignacio, Paseo, El Recreo), los Centros Culturales Instituto Goethe, Alianza Francesa y British Council, las universidades de Caracas (UCV, Unimet, UCAB, IUDEM, USM, USB, etc.), así como en algunos conciertos, locales nocturnos, cines y teatros.

Quienes no estén en Venezuela se tendrán que conformar, al menos por lo pronto, con tres videos de Vitor que aquí les dejo. En el último, por cierto, lo acompaña Jorge Drexler, interpretando el tema que dio nombre a su disco, “12 segundos de oscuridad”, cuya música es de Vitor.

¡A buscar su Dosis y salud!

Ramilonga - Vitor Ramil


Astronauta Lírico - Vitor Ramil + Marcos Suzano


12 segundos de oscuridad - Vitor Ramil + Jorge Drexler

6 comentarios:

El Público dijo...

Qué mal... no estoy en Venezuela, o qué bien, si consideramos a Chavez; en cualquier caso, los videos de Vitor Ramil están de lujo.

Gracias señorita por quitar la ignoracia musical a un Ignoranto

SUSANA FUNES dijo...

Me consta que de ignoranto El Público no tiene nada, la cosa es más bien un intercambio de descubrimientos ;-)
Y sí, los videos están de lujo, a pesar de que ninguno es "oficial". Me costó mucho elegir, pero ahí por lo menos puede uno darse una idea de su sonido y búsquedas.
De Chávez... ¡PERO NO!... mejor no hablar de ciertas cosas, decía Sumo.

Roberto dijo...

Yo ya conseguí mi Dosis!
Está buena la revista, y muy interesante tu entrevista al Ramil. Habría que escucharlo en vivo.

Alejandro dijo...

Excelente! buscando info para mi blog de música "Templadisima", me topé con este blog, que me robó las palabras sobre lo que iba a decir.... ajajajajaja.
En mi weblog trato de hablar de ese género, más que desde lo periodistico, sobre lo personal o intimista, me preocupa decir que nos pasa con esas canciones y además acercar a mucha gente que no los conoce, porque aunque no lo crean, no es popular este tipo de artistas por aqui. Hay muchisimos más y espero que los conozcan.

Lo encontré a Ramil hace casi 3 años y fue una grata sorpresa su concepto "estetica do frio".
En fin, Susana, excelente post, me agradó tu weblog, así que volveré.
Saludos
Alejandro P (Argentina)
http://lafronteratriple.blogspot.com

SUSANA FUNES dijo...

Roberto, qué bueno que ya conseguiste tu dosis, jeje, y más me alegra que te haya gustado la entrevista. El Vitor es un tipo especial, y espero haberlo dejado ver.

Alejandro, siento haberte "robado las palabras", aunque se vale volverlas a decir y seguro que para tu blog templadísimo encuentras más y mejores formas. Es cierto eso que dices de muchos músicos "templadistas" -o como ellos quieran llamarse, y si es que quieren llamarse de alguna forma- todavía muy poco conocidos, incluso en sus regiones. De todas maneras, próximamente aquí publicaremos más de Ramil, Drexler, Aristimuño y todos sus secuaces.
¡Salud por tu visita y pronto regreso!

Alejandro dijo...

Gracias! en cuanto al nombre de mi blog, que me preguntás en el otro comentario, no fue concientemente, pero seguro que hay algo de coincidencia - inspiración, es una forma de expresarlo "yo no se de donde soy, mi casa está en la Frontera", siempre me gusto esa idea de Drexler.
También tiene que ver Ramil, con su "estetica do frio". Un brasilero contando milongas!!
Pero claramente, te puedo decir que viene de algunas charlas con mi profesor de historia, donde hablabamos de esa sudamérica sin límites estrictamente marcados,(de la ola independentista), esas zonas de transito de los gauchos y los indigenas, de los habitantes urbanos y la población rural. En esos territorios, las culturas se mezclaban y ahi, es donde se forma una identidad. Esas extensas charlas y esa idea (un tanto bastardeada por la dicotomía "civilización o barbarie), me quedaron siempre en la cabeza y me parecio una buena oportunidad para utilizarla.
Saludos y espero esas notas
Alejandro