viernes, 9 de marzo de 2007

Héroes: ¡salven a la cheerleader, salven la buena televisión!

Gracias a Internet, empecé a ver Héroes –la serie que desde hoy comienza a transmitir Universal, en el cable local- cuando se estrenó en Estados Unidos en el otoño de 2006, al mismo tiempo que la apocalíptica Jericó y la oscura The Nine.

Por personal simpatía, me llamaba más la atención el tema de Héroes, con un grupo de seres humanos comunes que empieza a desarrollar poderes inusuales: un enfermero que cree puede volar, un artista capaz de pintar el futuro, un geek japonés que puede viajar en el tiempo, una porrista indestructible…

El piloto me encantó. Entretenido y bien estructurado, fue una presentación de personajes muy bien llevada, con un ritmo ágil y sin desperdicios en tensión y caracterización. Sin embargo, mantuve el escepticismo: excelente tema, sólo que muy proclive a desastres televisivos y cinematográficos.

Vi cada uno de los primeros capítulos, como esperando el duro golpe de la desilusión. Pero Héroes nunca decayó. Por el contrario, cada nuevo episodio me fue enganchando y sorprendiendo más, mientras a The Nine la abandoné a la tercera entrega.

Y cuando dos de mis contactos en el messenger, ubicados en lugares muy distantes del mundo, colocaron como su frase: “Save the cheerleader, save the World” –la clave de la serie en ese momento-, fue claro que se trataba de un fenómeno mundial.

Ritmo y caracterización

El pasado lunes 5, el capítulo 18 de la serie tuvo nada menos que 14.90 millones de espectadores, superando a Two and a Half Men y a 24.

El éxito ha sido tal que, pensada inicialmente para 18 capítulos, fue extendida a 23; las dos últimas entregas fueron grabadas dos veces, no por malas, sino porque ahora contaban con recursos para desplegar quizá los mejores efectos especiales vistos en televisión; y ya se encargó la segunda temporada.

Pero su fortaleza no parte ni se queda en la superficie. Su fuerte es la trama, la caracterización de los personajes y, sobre todo, la tensión.

Presentada inicialmente con un enfoque similar a X-Men, la serie se interna, no en las aventuras de una nueva liga de la justicia, sino en el dramático proceso en el que cada uno de los personajes –de un casting extenso y multicultural– va descubriendo sus poderes y consecuencias.

Es un paso lleno de confusión, dolor y miedo, parecido a lo vivido por el Unbreakable (2000), pero sin olvidar el lado jocoso –subrayado por Hiro Nakamura, uno de los mejores personajes-, y sazonado con misterio, conspiración, ciencia y teorías de evolución.

El manejo del ritmo y la tensión es excelente. Cada episodio va revelando y solucionando pequeñas piezas de la trama, que tranquilizan a quienes queremos desentrañar el misterio y nos fastidia la incoherencia extendida de Lost. Pero cada respuesta va desembocando en nuevas aristas o develando elementos inexplorados, que mantienen la tensión a lo largo de la serie.

Su creador, Tim Kring, dice no ser geek ni fanático de los cómics. En una entrevista afirmó sentirse más inspirado por el cine actual, especialmente por The Incredibles (2004): “I have two small children and you find when you have kids, you've got to go to movies. I was literally surrounded by (superheroes)”.

Y quizá fue esa visión más fresca la que le permitió escalar de los fanáticos del cómic y los geeks –quienes hicieron del capítulo piloto una de las descargas más populares de Internet- a las grandes audiencias.

A ellas va dirigida la intensa campaña promocional Héroes 360, conformada por varios sitios web oficiales, blogs y extras que complementan la serie, desde todas las perspectivas posibles.

El más reciente y quizá uno de los más interesantes es el sitio sobre la investigación del doctor Suresh: http://www.activatingevolution.org/. Pero no pienso sabotear a los que hoy comienzan a sintonizar la serie. Disfrútenla tranquilos esta noche, luego ya podrán explorar.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

muy interesantes tus blogs, buen trabajo!

Jesús Nieves Montero dijo...

tenemos pendiente ver la serie... hay que variar de tanta ciencia forénsica jajajajajajaja

salud!

j.

Andreas dijo...

Hola nene como estas? Bueno, mi nick en el msn es Hiro Nakamura pero ya habias escrito el blog antes que me vieras online. Hehehe.

Te digo una cosa, a mi me parece que esta serie es el mejor drama de los ultimos tiempos, superando a Lost, en mi opinion. Pienso que Lost es finita y llegara un momento en que los escritores no hallaran que inventar para incluir en una trama de una gente en una isla...

El caso de Heroes es increible. Yo ya vi los 18 capitulos que van hasta ahora y me como los dedos por ver el proximo el 23 de abril. Cada capitulo lo deja a uno con el sinsabor de lo no visto pero con la ansiedad de resolver el misterio en el proximo.

En lo personal creo que lo mas impactante de la serie es la Fotografia y la Estetica. La direccion esta bien pero no es un Wow. El guion es muy muy bueno.

Su... gracias por darnos a todos este espacio. Yo la verdad no he tenido oportunidad de crear mi blog (y tengo 10 anos haciendo paginas web, hahahaha) probablemente porque no coqueteo demasiado con el formato. Pero ahora que estoy viviendo en USA y estoy nutriendo mi interes por la fotografia es muy posible que haga mi propio espacio para compartir mis fotos.

Espero verte pronto eh!

P.S.: Disculpa los acentos pero sabes como es aca con los teclados gringos. Me ofusca leerme sin acentos pero no queda mas remedio...

Evelyn dijo...

A mi me enganchó de inmediato. Me encantan esas serie en que tienes muchos protagonistas de manera que te hace estar en expectativa todo el tiempo (tal vez por eso no seguí con 24).
Compararla con Lost me parece injusto, pues son dos tramas y estilos de dirección muy diferentes. Yo las tengo (por ahora) una al lado de la otra.
El personaje que me gusta más? aún estoy confundida!!!

MZ dijo...

Mientras ya se transmite la segunda temporada en USA, apenas voy por la mitad de la primera gracias al DVD. Ahora leo este post y mis ganas por ver lo que falta aumentan.

Cada noche antes de dormir mi esposo y yo vemos aunque sea un capítulo, religiosamente. Como esperamos un bebé, más de una vez no hemos preguntado al final del episodio: "Te imaginas? Sería como Jack Jack (The Incredibles)".

Saludos,